Suscribirse
¿Necesitas ayuda? 910 284 709

Estrategias Social Media

Invertir en fidelizar a nuestros clientes es mucho más rentable y barato que lanzarnos a conseguir nuevos.

Estrategias Social Media de éxito

Partiendo de esta base, vamos a repasar una serie de ideas y consejos para lanzar una campaña o acción que anime a nuestros clientes a seguir comprándonos productos o servicios. Se trata de acciones que van encaminadas a estrechar lazos con ellos y a premiar su fidelidad a nosotros.

No dejes de premiar a tus clientes

Premiarles solo por el hecho de confiar en tu empresa hará que les animes a seguir comprándote. No dejes que la relación con tus clientes más fieles se enfríe o distancia, apuesta por reforzarla y por un compromiso a largo plazo. La recompensa por realizar una compra es un incentivo importante y un detalle que a cualquiera le gusta. Un método muy usado y útil en este sentido es el programa por puntos, o el regalo de un descuento para la siguiente compra.

Construye conversación

Las redes sociales ofrecen una gran oportunidad de construir una verdadera relación con tu cliente y llegar además a otros. Generar contenidos de interés para los mismos y construir conversación es sin duda una opción muy eficaz y barata.

Crear publicaciones dedicadas en exclusiva a aquellos que te compran, incluyendo, por ejemplo, alguna promoción o regalo sólo para ellos. Además no se debe olvidar crear un canal de comunicación y atención al cliente. Es fundamental que las dudas sean resueltas de forma rápida y eficaz, también la gestión de las quejas.

Establecer canales de comunicación

Ofrecer a los clientes la posibilidad de expresar su opinión o interactuar con la marca es de vital importancia en la sociedad actual. Primero porque es una manera de cuidar la comunicación con nuestros clientes y de hacerles saber que sus opiniones nos importan y son tomadas en cuenta. Las redes sociales son un excelente canal de comunicación en este sentido, ya que además ofrecen un servicio de atención al cliente. Bien llevadas, los resultados inciden de manera muy positiva aumentando la credibilidad y confianza en tu marca.

Además de las redes sociales, un blog, el email marketing o comunicados de prensa son otras formas de mantener la comunicación con tus clientes. Para conectar con ellos es importante que generes información basada en sus intereses.

El email marketing es un método muy importante para mantener el contacto con nuestros clientes si tenemos una tienda online. Con esta vía se puede ofrecer artículos relacionados y afines con aquello que nuestro cliente haya comprado. Se pueden agrupar los clientes según sus intereses en distintos grupos y hacer una newsletter a cada por grupos temáticos.

Sorpréndeles

Incluir regalos o sorpresas es sin duda una gran estrategia de fidelización. Hacer un regalo a un cliente o sorprenderle genera una experiencia positiva relacionado con el proceso de compra, por lo que sin duda volverán.

Ofrece descuentos especiales

Ofrecer descuentos especialmente a tus clientes fieles. Premia la antigüedad y el número de compras que realicen y agrúpalos siguiendo este criterio. Hará que se incentiven las ventas y además suelen quedarse muy satisfechos con este tipo de promociones.

Pero el precio no se baja porque sí

Rebajar el precio de tus productos de forma considerable para atraer nuevos clientes incentiva una primera compra, pero no garantiza que vayan a volver

Añade emociones y valores positivos

Presentar emociones y valores positivos adheridos a los productos van a hacer que estos adquieran un status y un plus en el mercado. Supone crearles un valor diferencial sobre los demás de la misma categoría. Por ello es importante gestionar la comunicación de forma adecuada y tener siempre claros cuáles son los valores de tu marca a defender.

Seguimiento de la postventa

Asesora y acompaña a tu cliente durante todo el proceso de compra. Un seguimiento de la venta y de la postventa es imprescindible para generar confianza y añadir valor a tu marca. Hay diferentes maneras de realizar el seguimiento, que puede hacerse vía email, o llamando por teléfono. Pregúntale a tu cliente si está satisfecho con el servicio o producto recibido, así como del proceso de compra. Es un gesto muy positivo para ambas partes, algo que se aprovechar para adquirir información que te ayuda introducir mejoras a tu tienda online.