Suscribirse
¿Necesitas ayuda? 910 284 709

Consejos para gestionar bien las redes sociales de tu empresa

Las redes sociales para tu empresa son indispensables. No se trata de una moda o de una tendencia pasajera. La comunicación digital ha llegado para quedarse y los que se quedan fuera son aquellos que todavía se resisten a aceptar esta realidad y no hacen nada para crear o mejorar la presencia de su negocio o su marca en internet.

Muchas empresas, sobre todo las de menor tamaño, toman esta tarea como algo residual, a la que dedican poco tiempo y atención. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunas nociones básicas, para gestionarlas de una manera efectiva y eficiente. Las redes sociales para tu empresa son un altavoz, un elemento de promoción al que debes sacarle todo el partido.

Gestionar los perfiles de empresa en Facebook, Twitter o Instagram como si fueran cuentas personales no tiene sentido. Hay que hacerlo de una manera profesional, para consolidar la reputación de nuestra marca en la red. Aquí vamos a darte algunos consejos para conseguirlo.

Para empezar, habla por tu marca, no por ti.

Damos por hecho que has creado perfiles de empresa, bien configurados, para poner en marcha la maquinaria. Una vez creados, debes aprender a gestionarlos de forma profesional, evitando algunos errores comunes.

  • Elije bien los canales: no todas las redes sociales son iguales, ni tienen el mismo público. Crea tus perfiles de empresa en aquellas plataformas donde está tu público objetivo.
  • Estudia a tu público y publica contenidos que le interesen: un perfil de empresa debe ser interesante para sus seguidores. Evita bromas y chascarrillos, memes que no vienen a cuento y no compartas cosas que ajenas a tu negocio. Está bien que muestres, por ejemplo, las interioridades de tu oficina, pero enfocadas en las personas y el trabajo que se realiza dentro. El resto debe ser contenido relevante, relacionado con tu actividad. Imágenes, vídeos y textos que le den valor a lo que ofreces o a lo que haces. Elije bien el tono y el lenguaje. También centrado en el perfil de tu público objetivo. No tiene sentido ser demasiado cercano o demasiado elevado, si no es lo que tus clientes o seguidores esperan de ti. Las redes sociales para tu empresa son canales de venta y promoción, por lo que deben representar los valores de tu marca.
  • Ante un trol o una crisis, no respondas en caliente: la queja de un cliente o una crítica desmesurada no deben hacernos saltar precipitadamente. Hay que mantener la calma y la distancia, y responder de forma mesurada y positiva. Si te dejas llevar, abrirás una guerra en la que pueden entrar otros seguidores y no te interesa. Tómate tu tiempo y piensa bien tu respuesta.
  • Evita temas delicados o conflictivos: tu comunidad puede estar integrada por perfiles bien diversos, con creencias y principios diferentes. Por eso, es mejor evitar temas relacionados con la política o la religión, para no herir susceptibilidades ni generar debates inútiles para promocionar tu marca.

Después, gestiona las redes sociales de tu empresa de forma eficaz.

Una vez establecido el marco correcto, vamos a analizar la mejor forma de desarrollar nuestra actividad dentro de las redes sociales para tu empresa. Como hemos dicho, son canales de venta y promoción de tu marca, por lo que todo deber ser contenido y profesional. Pero, con mesura.

  • Evita el autobombo excesivo: promocionar tu marca o tu empresa no quiere decir que tengas que repetir a todas horas lo buenos que sois.
  • Tus seguidores esperan contenidos que les aporten algo: información, novedad, datos, productos… Céntrate en ello y no fuerces los mensajes demasiados positivos.
  • No automatices en exceso la gestión de las redes sociales para tu empresa: es excelente programar publicaciones o recibir alertas cuando tenemos nuevos seguidores o nuevos likes. Sin embargo, es necesario demostrar que detrás de ese perfil hay personas ocupándose de su gestión. A los usuarios nos gusta sentirnos escuchados y atendidos por personas, no por máquinas.
  • Fomenta la interactividad: las redes sociales para tu empresa son canales bidireccionales. No solo debes publicar, también debes fomentar la participación de tus seguidores, dar pie a que opinen, involucrarlos. Y, sobre todo, escúchalos porque te van a dar pistas importantes.
  • Responde siempre a tu público: comentarios, dudas, quejas… si les das la opción de participar, debes escuchar y responder a lo que dicen. Y hay que hacerlo con regularidad y eficacia.
  • Analiza y mide: hay herramientas para ello. La mayoría de redes sociales para tu empresa dispone de estadísticas sobre el perfil de tus seguidores y sus hábitos. Recoge datos y analízalos para conocer mejor a tu audiencia.

Podemos ayudarte a gestionar bien las redes sociales para tu empresa. Pídenos presupuesto sin compromiso.