Suscribirse

La importancia de las fotografías para tu tienda virtual

fotografías para tu tienda virtual La importancia de las fotografías para tu tienda virtual

fotografías para tu tienda virtual

La era de Internet ha demostrado que aquello de que “una imagen vale más que mil palabras” es una verdad incontestable. Y cuando se trata de imágenes destinadas a un uso comercial en tiendas virtuales, la selección y el tratamiento de las mismas cobra todavía mayor relevancia. La creatividad a la hora de presentar un producto eCommerce es uno de los factores más tenidos en cuenta por los departamentos de marketing y comunicación de las grandes empresas (Apple o Ikea son un clarísimo ejemplo de ello), por lo que tomar su filosofía visual (o la de algunas otras empresas líderes en el sector al que pertenezcamos) como referente en el que fijarnos debería ser uno de los primeros pasos antes de mostrar nuestros productos al mundo.

A continuación te ofrecemos una serie de ideas que te servirán de gran ayuda a la hora de confeccionar un catálogo de fotografías de producto en condiciones. Para elaborarla, hemos tenido en cuenta que cada tipo de producto o servicio eCommerce requiere de unos criterios determinados, por lo que el siguiente listado de consejos tiene un carácter generalista que sirve para la gran mayoría de imágenes para tiendas virtuales.

La calidad de las imágenes

Con independencia de si la imagen que has elegido para promocionar un producto va a ir colocada en la portada de tu tienda virtual o en un pequeño rectángulo en una esquina de la página, la calidad de la misma siempre ha de ser excelente. Es por ello que desaconsejamos a toda costa la utilización de fotografías tomadas con el móvil. Si tu empresa no dispone de una cámara fotográfica profesional o semi-profesional, nuestro consejo es que o bien contrates a un fotógrafo para que realice todas las fotografías de vuestro catálogo, o bien compréis una réflex de buenas prestaciones y sencilla de manejar. Esta segunda opción puede ser más útil que la primera (y más rentable), siempre que en vuestro equipo contéis con alguien con nociones fotográficas: ya que deberéis realizar nuevas fotografías con regularidad para actualizar el catálogo eCommerce, siempre tendréis a mano la cámara en el futuro.

Coherencia entre la imagen digital y el producto físico

Sí, parece una obviedad, pero a día de hoy todavía son muchísimas las tiendas online cuyas fotografías virtuales difieren notablemente del producto que está a la venta. Esto no solo genera gran insatisfacción entre los clientes, sino que devalúa de forma considerable la imagen de marca de la tienda eCommerce. Es por ello que, antes de colgar las fotos en la web, es necesario asegurarse que factores como el color o el tamaño de los productos sean lo más fieles posible al objeto físico original. Realizar varias pruebas (distintas perspectivas, iluminación diferente, etc.) y pedir el consejo de distintas personas (algunas de ellas ajenas a la empresa, a ser posible) suele ser de gran ayuda.

Apela a las emociones del consumidor

Apelar a las emociones es, más que un consejo, una de las máximas por las que lleva rigiéndose la publicidad desde sus orígenes. Para lograr llegar al alma de nuestros potenciales clientes podemos recurrir a mil y una técnicas, que variarán dependiendo del tipo de mercado en el que se inscriba nuestra tienda virtual, aunque hay algunos recursos que nunca suelen fallar. Por ejemplo, situar los productos en su contexto de uso habitual es una excelente manera de teletransportar al cliente al lugar y el momento en los que hemos ubicado un producto en cuestión, logrando así que su experiencia mirando nuestro catálogo sea mucho más inmersiva. Asimismo, la aparición de personas en las imágenes (modelos en vez de maniquíes, por ejemplo) también suele dar buenos resultados en este aspecto.

Fotografías para tu tienda virtual

Uno de los instrumentos más utilizados en el marketing (tanto online como offline) sigue siendo contar una historia al espectador: enseñar nuestros productos de manera narrativa suele dar mejores resultados que mostrarlos de forma aséptica. Para poner en práctica esta técnica, puedes elaborar series fotográficas que sigan una misma línea argumental, o incluso, en caso de que los productos o servicios de tu tienda virtual se presten a ello, puedes realizar pequeños vídeos (que también pueden ser una sucesión de fotografías fijas) a modo de spots o cortometrajes publicitarios, aumentando así el dinamismo y atractivo de tu catálogo.



Agencias y Emprendedores



OTROS NEGOCIOS Y OPORTUNIDADES
SEO MARCA BLANCA
FRANQUICIA POSICIONAMIENTO SEO
DISTRIBUIDORES SEO
COMPRA DE EMPRESAS SEO
COMPRA CARTERA CLIENTES SEO
COMPRA DOMINIOS SEO

Sellos y Certificaciones

LLAMAR