Suscribirse
¿Necesitas ayuda? 910 284 709

Franquicia con baja inversión

El emprendimiento es una puerta abierta actualmente en España y en otros países del mundo, pero no siempre es fácil. Primero hay que tener medios disponibles para realizar la inversión y después hay que elegir bien el sector para que nos dé ciertas garantías de éxito. Bien, pues actualmente las franquicias relacionadas con servicios de Internet abren nuevos mercados y también podemos encontrarlas en formato de bajo coste para hacerlas más accesibles. Camaltec Franquicias es un buen ejemplo: con una inversión mínima inicial puedes optar a varias modalidades de negocio con rentabilidad asegurada y ayuda para ponerla en marcha.

Lo bueno que aporta este tipo de franquicias es que eres tú el que establece libremente tu horario de trabajo y siempre tienes a tu disposición una central para coordinación, asesoramiento y apoyo técnico y humano. En algunos casos, la clave de la baja inversión reside en que son negocios en los que no necesitas tener un local o un establecimiento. Puedes trabajar desde tu casa o desde un espacio compartido, con un simple ordenador conectado a internet y un teléfono. Y, si necesitas un sitio de reunión, las cafeterías de los hoteles son lugares confortables y que otorgan privacidad. También es muy recurrente el alquiler de salas en espacios de co-working, a precios económicos. Esto es baja inversión.

Franquicia con baja inversión

Este es precisamente el caso de Camaltec Franquicias, en cualquiera de sus versiones. Se plantea como un negocio enfocado al éxito y adaptado a la situación particular de cada franquiciado. El diseño es modular y se pueden añadir complementos según las necesidades de cada caso, priorizando el perfil profesional de cada asociado.

En general, las franquicias baratas y que quieren ser rentables se apoyan en la formación continua del franquiciado. Es decir, no tienes porqué ser un experto en tu nuevo sector sino que la central del negocio se ocupa de formarte y asesorarte para poner en marcha tu negocio. La mayoría lo hace a través de aulas online destinadas a facilitar los conocimientos necesarios para ofrecer los servicios a los clientes. Las nuevas tecnologías nos ofrecen la posibilidad de acceder de acceder a este tipo de servicios y apoyos sin movernos de nuestra localidad. Y esto también abarata costes.

Desde Camaltec se asigna a cada franquiciado un asesor para atender sus dudas de manera personalizada. También se facilita el aprendizaje de técnicas de venta para comercializar los diferentes servicios web incluidos en el catálogo. Para ello se apoyan en material exclusivo, como vídeos, audios, infografías o documentos. Y se garantiza, además, el acceso gratuito a talleres que se realizan a lo largo del año.

Por otro lado, han creado una app comercial para la franquicia, donde se incluye toda la información sobre el catálogo de servicios, ejemplos concretos, cuestiones de administración y formalizaciones de contrato.

En cualquier caso, la clave para que una franquicia, sea la que sea, funcione es que se base en un concepto sólido y flexible para adaptarse a varios mercados. Por eso, las aventuras empresariales de este tipo que se basan en la figura central de su propietario o creador no suelen tener éxito. Lo que debe imprimir carácter es la idea y el servicio, no los personalismos.

Franquicia con baja inversión con garantias

Otro de los secretos es poner al alcance de los franquiciados herramientas y sistemas que ya han sido testados con éxito. Es decir, un tipo de negocio que funciona y es competitivo. Y, sobre todo, dar apoyo en el arranque, compartir problemas comunes y plantear nuevas oportunidades conjuntas. Por ejemplo, la marca suele disponer de beneficiosos acuerdos comerciales con grandes empresas y marcas, que también benefician a sus franquiciados.


tufranquiciacamaltec 300x49 Franquicia con baja inversión
En el caso de Camaltec , los servicios que el cliente final contrata a través de las franquicias se gestionan desde la sede central. La idea es optimizar recursos y ofrecer las máximas garantías. Para ello, dispone de un panel de gestión y control diseñado expresamente para este fin que permite ofrecer precios económicos y reducir los tiempos de entrega de los trabajos. Es decir, es un sistema único creado por la marca para gestionar la producción de todos los servicios contratados y accesible tanto para el franquiciado como para el cliente final.

Actualmente, el difícil momento económico que atravesamos hace que sean muchos los emprendedores que buscan este tipo de franquicias, innovadoras, de bajo coste y adaptadas a su perfil profesional. Son proyectos que buscan un retorno rápido de una inversión contenida y suelen presentarse como una buena oportunidad de negocio. Además de emprender, te permiten pasar a formar parte de una empresa ya consolidada que te acompañará en tu aventura.

La cuestión es acertar con el sector escogido y que la marca sea creativa, tanto en su catálogo de servicios como en las nuevas formas de relación con sus franquiciados.

Únase al Reto – Descubre Camaltec Franquicias

logo 300x49 Franquicia con baja inversión

2 comentarios