Suscribirse
¿Necesitas ayuda? 910 284 709

Qué es el Marketing relacional

El marketing online es nuestro principal objetivo de trabajo, como expertos en diseño web Terrassa. Por ese motivo, no paramos de investigar para encontrar fórmulas que ayuden a nuestros clientes a conseguir más y mejores objetivos con sus proyectos digitales. Uno se los factores que más nos ayudan a conseguirlo es el llamado marketing relacional, enfocado en estrechar las relaciones con el cliente y aumentar las ventas.

Hoy vamos a dedicar este artículo a hablar de este tipo de marketing y a detallar algunas prácticas que, en nuestro caso, han dado muy buenos resultados para nuestros clientes.

Del marketing tradicional al marketing relacional.

Hasta hace poco tiempo, el marketing era un conjunto de técnicas y estrategias centrado en las ventas de los productos o servicios de una empresa. Sin embargo, en la era digital las ventas siguen siendo importantes pero al mismo nivel de importancia se sitúa la relación el cliente.

Según el marketing relacional, la comunicación efectiva entre el vendedor y el comprado debe existir y estar consolidada para que haya venta. Además, no preocupa solo vender, sino que se busca la satisfacción del cliente para fidelizarlo y que puedan producirse nuevas ventas. Es decir, si para el marketing tradicional el objetivo es llegar a más gente y vender más, en el caso del marketing relacional hay que añadir, además, que hay que vender más con la misma gente.

Para conseguirlo, los servicios de atención al cliente y el servicio post-venta son fundamentales. Pero también lo es el hecho de crear comunidad alrededor de nuestro producto o servicio, que el cliente sienta que forma parte de esa comunidad, cuidarlo y ofrecerle valor por el mero hecho de haberse incorporado a ella. Y para ello, las redes sociales y las herramientas de comunicación digital son muy efectivas.

Características del marketing relacional.

Desde Camaltec Ibérica basamos nuestros servicios de diseño web Terrasa en este tipo de estrategias, dirigidas a crear y consolidar nuevas relaciones con los clientes en el ámbito digital. Por nuestra experiencia, podemos asegurar el que el marketing relacional se basa en:

  • Darnos un valor añadido como marca
  • Establecer nuevas relaciones con el cliente
  • Basar esa relación en las experiencias de marca
  • Reforzar los lazos con los consumidores, a través de vínculos emocionales
  • Crear con ellos relaciones estables y bidireccionales: marca-consumidor.
  • Otorgar al cliente un papel más participativo

El objetivo final es fidelizar y conseguir la lealtad del consumidor. De esta manera nos aseguramos que volverá a comprarnos y que, además, nos recomendará cuando surja la ocasión. Al final, son aspectos importantes que influyen directamente en nuestro posicionamiento de marca.

¿En qué se diferencia el marketing relacional?

  • Todo gira en torno al cliente: es el centro de todas las acciones, todo va encaminado a su satisfacción.
  • Se necesita interacción con el cliente: en redes sociales, en su blog, personalizando los mensajes, felicitándole por su cumpleaños, etc.
  • Los resultados no son inmediatos, se obtienen a largo plazo: porque buscamos crear un clima de confianza que no se construye en un día. Las ventas son de mayor calidad porque se busca una relación estable con el cliente.
  • Los objetivos son la fidelización y nuevas ventas: si satisfacemos las necesidades del cliente y se siente valorado, repetirá la compra.
  • Todos ganan: es una relación de intercambio entre el cliente y la marca en la que todas las partes salen ganando. Si esto no se cumple, se rompe el equilibrio y no funciona.
  • Te diferencia de tu competencia: sirve para ofrecer cosas que otros no ofrecen, experiencias únicas y diferentes.
  • Hay que personalizar: las ofertas, las promociones, el servicio o, incluso, el producto. ¿Quién no recuerda la campaña de los nombres propios en las latas de Coca-Cola?
  • También sirven los emails personalizados y acciones similares.
  • Se fiel a la confianza que depositan en tu marca: te costará mucho que los clientes confíen plenamente en ella, así que no la traiciones porque los perderás sin remedio. Si hay fallos, reconócelos y compénsales.
  • Haz que te necesiten: la información sobre tu cliente es valiosa. Analízala y determina qué necesita, cómo lo quiere y para cuándo.
  • Estate pendiente de sus demandas. Para ello, invierte en información y análisis de resultados.

Dentro de nuestro catálogo de servicios de diseño web Terrassa podemos ayudarte a desarrollar nuevas estrategias de marketing relacional con tus clientes. Contáctanos y te explicaremos cómo conseguirlo.