Suscribirse
¿Necesitas ayuda? 910 284 709

El lado oscuro del SEO. Seo Negativo

¿Has oído alguna vez hablar del SEO negativo? Seguro que sí. Se trata de aquellas prácticas que realizan algunas empresas para intentar poner a su favor los resultados de búsqueda de Google y subir posiciones en el ranking a costa de perjudicar a otras empresas. Es un sistema de juego sucio, cada vez más fácil de detectar pero que durante un tiempo les ha servido a muchos para conseguir sus pretensiones de una forma poco honesta.

Muchos confían en que Google y sus herramientas son capaces de detectar estas malas prácticas y penalizarlas. Pero no siempre es así. Hay veces que el buscador penaliza algunas webs que han sido atacadas con prácticas de SEO negativo y que realmente son solo víctimas.

¿Cómo puede afectar un ataque de SEO negativo?

Pues depende del sitio, de su arquitectura, de su antigüedad y de su actividad.

Una web que ya dispone de un largo recorrido, con un linkbuilding bien construido, que tiene una trayectoria demostrable de trabajo bien realizado durante años y con cierta autoridad estará, evidentemente, mejor protegida frente a asaltos basados en el SEO negativo. Sufrirá el ataque momentáneo pero el bagaje y la experiencia permitirá sus gestores poner las cosas en orden de manera rápida y eficaz antes de que llegue el desastre.

Sin embargo, si se trata de una página web más o menos reciente o que ya ha sido penalizada por Google en otras ocasiones pierde toda la confianza del buscador, quien no dejará margen de duda y la penalizará. Un buen expediente es para Google una garantía de buenas prácticas.

En este sentido, hay que destacar que hay varios tipos de ataques posibles, basados en el SEO negativo

  • Saturación de enlaces dañinos: se produce cuando envían a tu web muchos enlaces de golpe, procedentes en su mayoría de sitios de mala calidad. Google esto lo detecta enseguida y pone en marcha todos sus mecanismos de control. Plagio de contenidos: esto es muy común.
  • Nos copian contenidos que acabamos de publicar y que Google todavía no ha leído. Si el robot del buscador lo detecta antes en otro sitio, automáticamente piensa que lo hemos copiado nosotros. Esto es un problema si lo hacen desde una web con cierta autoridad, lo que no suele ser habitual. Pero, pasar puede pasar.
  • Saturación de nuestro servidor: es una práctica bastante común y su objetivo es dejar fuera de juego nuestra web. Los asaltantes envían cientos de peticiones a nuestro servidor hasta volverlo loco. Si esto se prolonga durante varios días, Google puede penalizar a nuestro sitio por estar inoperativo de manera reiterada.
  • Ataque de Hacker: ¿Quién no ha oído hablar de eso? Hay gente que se dedica a acceder ilegalmente a nuestro sitio y llénalo de basura y códigos dañinos. El problema es que, a veces, a simple vista no se detecta pero Google sí que lo ve y puede considerar que se trata de una web infectada o maliciosa.

Podemos ayudarte a prevenir o solucionar un ataque de SEO negativo.

Si tu página web recibe, de repente, menos visitas o baja posiciones en los resultados de búsqueda de Google, es posible que esté sufriendo ataques de SEO negativo. Ante estas sospechas, lo mejor es acudir a un servicio profesional especializado en posicionamiento web profesional, que te ayuden a comprobar qué ocurre. Puede haber varios motivos por las que has bajado posiciones.

En Camaltec Ibérica disponemos de herramientas que nos permiten investigar, por ejemplo, si Google ha cambiado sus algoritmos y si ha habido otros movimientos en los rankings del buscador. Si no es así y confirmamos que tu sitio ha recibido un ataque de SEO negativo, te ayudaremos a analizar la situación y a actuar con toda la rapidez posible para que el buscador no te penalice.

En estos casos, depende mucho del tipo de ataque que se haya perpetrado. Pero muchas veces optamos por:

Redireccionar la web a un nuevo dominio de manera temporal mientras solucionamos el problema. Después la devolveremos a su dominio original. Hacer una relación con todos los enlaces tóxicos que apunta a tu web, si es el caso, y los iremos desautorizando poco a poco. Esto lleva su tiempo.

Y sobre todo, te ayudaremos a protegerte ante posibles nuevos ataques, poniendo a tu alcance algunas herramientas muy útiles y enseñándote a utilizarlas.