Suscribirse

La búsqueda semántica

Aunque, a priori, no te suene muy atractivo este nuevo post lo vamos a dedicar a la búsqueda semántica.

¿Qué es el SEO Semántico y para que sirve?

Quizás no te hayas parado a pensarlo, pero la forma en que realizamos las consultas en Google está directamente relacionada con los resultados que nos arrojan los motores de búsqueda. A simple vista, se trata de un comentario “de cajón”, como se diría vulgarmente. Pero la cosa va mucho más allá.

Qué es Seo semántico: más allá de las palabras clave

Nuestra forma de realizar las búsquedas ha ido evolucionando con el tiempo, ya no buscamos de la misma manera que antes. También han ido cambiando los motores de búsqueda a la hora de responder a esas consultas. Y, por ende, el SEO también debe evolucionar si queremos adaptarlo a esta realidad distinta. ¿A que ahora si toma relevancia el comentario inicial?

¿Cómo realizamos las búsquedas en internet?

Antes realizábamos búsquedas cortas y muy genéricas. Nos limitábamos a introducir un par de palabras en el buscador, relacionadas con el tema que nos interesaba. Ahora, sin embargo, nos dirigimos a los motores de búsqueda como si fueran una persona, les planteamos las búsquedas de una manera coloquial.

Aprovecha el SEO Semántico y optimiza realmente tu web

Esto me recuerda una anécdota que contaron este verano en todos los medios informativos, referida a una señora que cada vez que buscaba algo en Google introducía las expresiones “por favor” y “gracias”. Supongo que la recordaréis, pero por si acaso os dejo aquí el enlace al relato de esta entrañable anécdota sobre búsquedas semánticas en internet.

Pero, a lo que íbamos. La forma en la que realizamos las búsquedas ha ido cambiando. Esta evolución está directamente relacionada con el progreso de los medios tecnológicos que utilizamos, como las tablets  o los teléfonos inteligentes. Y, muchas veces, porque usamos asistentes personales como Siri o Cortana a los que, incluso, podemos preguntarle de viva voz. Por todo ello, nuestras búsquedas con ahora más semánticas y menos telegráficas.

De la web tradicional a la web semántica.

Originalmente, la web tradicional tenía una estructura basada en documentos enlazados entre sí. Ahora, la web semántica o web 3.0 se basa en paquetes de información relacionados entre ellos. Es aquella en la que el usuario encontrará respuestas rápidas ante una información mejor definida.

Como consecuencia, los motores de búsqueda pueden resolver consultas realizadas con sinónimos o a partir de palabras que tienen varios significados. El motivo es que los resultados de búsqueda se basan en la intencionalidad y el contexto de la consulta, no es su sentido literal.

Por ejemplo, si un usuario desde Alicante introduce en su buscador “Restaurante asiáticos”, la geolocalización hará que entre los primeros resultados salgan los restaurantes asiáticos de su ciudad o su provincia. La geolocalización forma parte del contexto en las búsquedas de Google, como también lo hace el historial de búsquedas, la fecha, el idioma, etc.

Pasa algo parecido con las palabras de varios significados o los términos con los que nos referimos a varias cosas distintas. Si ponemos “Madrid” en el buscador nos arrojará resultados sobre la capital de España pero, en función de en qué momento hagamos la búsqueda, también pueden salir resultados relacionados con el Real Madrid.

La búsqueda semántica en Google es posible gracias a un algoritmo menos conocido que el Penguin pero no menos importante. Hablamos del Hummingbird (colibrí, en inglés), que ayuda a los motores de búsqueda a entender el significado de la búsqueda y a eliminar ambigüedades.

El SEO semántico, para búsquedas semánticas.

Todo esto que acabamos de describir afecta directamente al SEO. Por eso, te damos algunos consejos útiles para posicionar mejor tu web:

  • Elimina ambigüedades sobre tu contenido.
  • No dejes margen a la interpretación.
  • Dile a Google, exactamente, de qué va tu sitio. Para ello, en lugar de recurrir a sinónimos de tus palabas clave, usa palabras directamente relacionadas con ellas. Por ejemplo, si hablamos de Madrid, podemos usar términos como ciudad, villa, ayuntamiento, que indican al buscador que nos referimos al municipio y no al Real Madrid.
  • Usa conceptos, además de palabras clave. Dejarás claro a Google de lo que hablas.
  • Usa para tus enlaces términos que estén relacionados semánticamente con tu contenido.

Como ves, la búsqueda semántica influye y mucho en el posicionamiento de nuestros sitios. Si necesitas ayuda para adaptar tu web  a esta realidad, en Diseño web profesional podemos ayudarte.

Contacta con nosotros y te ayudaremos a implementar un trabajo basado en el SEO semántico, que situará tu sitio donde se merece.

1 comentario
    

    Agencias y Emprendedores



    OTROS NEGOCIOS Y OPORTUNIDADES
    SEO MARCA BLANCA
    FRANQUICIA POSICIONAMIENTO SEO
    DISTRIBUIDORES SEO
    COMPRA DE EMPRESAS SEO
    COMPRA CARTERA CLIENTES SEO
    COMPRA DOMINIOS SEO

    Sellos y Certificaciones

    LLAMAR